Ventajas del césped sintético

  • No forma charcos por la lluvia o la humedad. Lo que lo hace en este sentido más seguro y fácil de limpiar.
  • No se destiñe y por tanto no mancha la ropa como ocurriría con el césped natural que es propenso a la existencia de capas desprendidas de tierra que al contacto en tiempo de humedad manchan.
  • Es fácil de alterar así que para fines decorativos suele lucir logotipos, emblemas y otras cualidades según el gusto decorativo del cliente.
  • Se puede adecuar en todo al gusto de quien lo compra, la calidad y el tamaño de las fibras así como su naturaleza en longitud se adaptan a las exigencias del cliente y al entorno en que será utilizado.
  • A diferencia del césped natural que en un momento dado puede alterarse y requerir desuso temporalmente, el césped artificial se mantiene en sus condiciones y puede ser utilizado por más tiempo con solo un poco de mantenimiento que siempre es inferior al césped natural que demanda mucho en este sentido.
  • Aunque  más caro que mantener un área natural, tiene la ventaja que dura más y resulta más atractivo por cuanto no cambia en apariencia o forma y el césped natural tiende a arruinarse o sufrir plagas que demandan inversión en cuidado además de que en ocasiones pueda irremediablemente dañarse completamente.
  • Se  mantiene fijo y se puede usar por grandes o pequeñas extensiones, es más seguro para el juego infantil porque no representa golpes que podrían darse al caerse en el césped natural y porque se mantiene en condiciones de limpieza aún mayores que el césped natural por muy limpio que esté este último.
  • La inversión es a largo plazo porque la duración en un cuidado básico nos permite disfrutar por largo tiempo de un césped sintético con buena apariencia y absoluto buen estado a la vista y al tacto.
  • Se puede utilizar en todas las áreas que se desee en pequeñas zonas o grandes zonas, y si algún día no lo deseamos podemos retirarlo con más facilidad que haríamos en un césped natural.
  • La seguridad en cuanto a insectos y otros bichos que suelen alojarse en los céspedes naturales es mayor porque el césped sintético no atrae a los mismos y hace fácil detectarlos si en un corto lapso de tiempo pueda haber alguno de ellos en el mismo, por lo que tratándose de niños es muy seguro.
  • La cantidad de tiempo que se invierte en su cuidado es tan poca que lo hace en este aspecto totalmente ideal, ya que no requiere invertir tiempo en regarlo y recortarlo además de que su apariencia no cambia así sea verano o invierno lo que lógicamente no ocurre con el césped natural que en alguna época del año entra en una etapa de de lucir poco atractivo y  falto de color.
  • Otra ventaja del césped sintético es que se adapta a ciudades lo mismo que a playa y otras instalaciones, no hace falta casi nada para colocarlo en una casa de playa donde la temperatura demandaría el constante cuidado y humedad para el mantenimiento de un césped natural.